Daniel Rendon Herrera
Dairo Antonio Úsuga David, conocido como Otoniel, se declaró culpable de encabezar el Clan del Golfo, uno de los grupos narcos y paramilitares más grandes de Colombia.

El exlíder de la narcobanda colombiana el Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga David, conocido como “Otoniel”, se declaró culpable este miércoles de narcotráfico en una corte federal de Nueva York.

El capo narco podría ser condenado a un mínimo de 20 años y deberá pagar $216 millones, según informó el Departamento de Justicia en un comunicado.

“Con la declaración de culpabilidad de hoy, se ha terminado el reinado de violencia y sangre de uno de los narcotraficantes colombianos más grandes desde Pablo Escobar”, dijo el fiscal federal Breon Peace.

Peace dijo en 2022 durante la acusación formal que Úsuga David es responsable de haber traficado enormes cantidades de cocaína y de haber contratado a sicarios para asesinar, secuestrar y torturar a víctimas, incluyendo a militares y policías colombianos.

Otoniel, de 51 años, se declaró culpable de trabajar en una organización criminal, conspiración marítima para la introducción de narcóticos en Estados Unidos, y conspiración para la distribución de narcóticos.

“Toneladas de cocaína se movieron con mi permiso y mis órdenes de Colombia a Panamá, Costa Rica, Honduras y México”, con destino final a EEUU, leyó Otoniel ante la jueza Dora Irizarry de la Corte del Distrito Este de Nueva York.

Otoniel fue extraditado de Colombia a Nueva York en mayo de 2022.

Según Peace, el Clan del Golfo es uno de los mayores distribuidores de cocaína en el mundo y llegó a contar con más de 6,000 miembros.

La fiscalía dijo que Otoniel fue líder del Clan del Golfo, también llamado Los Urabeños y Clan Úsuga, entre 2012 y hasta su captura en octubre de 2021.

La organización ejerce control sobre cantidades enormes de territorio en la región de Urabá, en Antioquia, Colombia, una de las zonas que genera más ganancias por venta de droga dentro de Colombia dada su proximidad a la frontera entre ese país y Panamá y las costas caribeñas y del Pacífico.