Ovidio Guzman
Ovidio "El Ratón" Guzmán tiene 30 años y es uno de los miembros clave del cártel de Sinaloa que supo dirigir su padre.

Un juez mexicano frenó este miércoles de forma indefinida la posible extradición de Ovidio Guzmán, uno de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán más buscados por Estados Unidos y detenido desde el 5 de enero.

El Juzgado Quinto de Distrito en Materias de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México, donde está preso Ovidio, concedió un amparo al presunto narcotraficante que congela su extradición, según el expediente 63/2023.

El juez otorgó una “suspensión definitiva”, un recurso legal que no implica que la posible extradición esté cancelada, sino que impide el acto hasta que se resuelva de fondo el juicio de amparo.

“Se concede la suspensión definitiva, para el efecto de que el directo quejoso no sea extraditado y quede a disposición de este órgano jurisdiccional de amparo, en lo que corresponde a su libertad personal”, indicó el fallo.

La Fiscalía General de la República (FGR) aún puede impugnar la sentencia, pero el caso se enviaría a un tribunal colegiado para que revise la medida cautelar de Ovidio, conocido como uno de los principales herederos del Chapo, exjefe del Cártel de Sinaloa.

El amparo llega días después de que otro juez federal fijó como fecha límite el 5 de marzo para que el Departamento de Estado de EEUU solicite de manera formal la extradición de Ovidio a ese país, donde una corte busca juzgarlo por narcotráfico.

El ejército mexicano detuvo el 5 de enero a Ovidio en el norteño estado de Sinaloa y después lo trasladó al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 1 Altiplano, conocido también como el penal de Almoloya, ubicado en el Estado de México, donde también estuvo recluido su padre, quien escapó de ahí en 2015.

La detención sorprendió al ocurrir días antes de la visita a México del presidente Joe Biden con motivo de la Cumbre de Líderes de América del Norte, aunque el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador, negó cualquier relación entre los dos hechos.

EEUU, que ofrecía 5 millones por su captura desde diciembre de 2021, acusa al presunto narcotraficante de delitos que versan sobre la conspiración para la introducción de drogas a ese país.