Katie Hobbs prestó juramento éste lunes y asumió la gubernatura de Arizona, en presencia de sus familiares, en una discreta ceremonia realizada en el Capitolio Estatal; el evento público se llevará a cabo éste jueves 5.

Katie Hobbs presta juramento  para convertirse en la gobernadora número 24 de Arizona y la primera demócrata en ocupar el cargo desde 2009.

El poder se transfiere en una ceremonia privada en el Capitolio estatal cuando Hobbs sustituya formalmente al republicano Doug Ducey; una inauguración pública para Hobbs y otros que asumirán cargos en todo el estado está programada para el jueves.

Hobbs, Secretaria de Estado saliente y anteriormente fue un legisladora estatal que se convirtió en la principal demócrata en el Senado y como gobernadora, tendrá que trabajar con una Cámara y un Senado controlados estrechamente por los republicanos.

La nueva Legislatura se reúne por primera vez la próxima semana.

Hobbs asume el control de un estado con una economía fuerte y una posición financiera sólida, con un gran superávit presupuestario previsto para el próximo año fiscal.

Sin embargo hay no todo es positivo, pues Phoenix tiene algunos de los niveles de inflación más altos del país y los costos de vivienda se han disparado a medida que el rápido crecimiento de la población ha superado la construcción de viviendas, desmintiendo la reputación de asequibilidad del estado; igualmente el suministro de agua está limitado por la sequía.

Hobbs derrotó por poco a la republicana Kari Lake, una expresentadora de televisión respaldada por el expresidente Donald Trump, basó su campaña en mentiras sobre las elecciones de 2020, y sus fuertes críticas a los mandatos de mascarillas y el cierre de negocios debido a la pandemia de COVID-19.

Lake tuvo problemas para conectarse con el electorado general de Arizona, que demostrado que no respalda a loscandidatos estrechamente alineados con Trump desde las elecciones intermedias de 2018.

Hobbs será la quinta mujer en ser gobernadora de Arizona, pero apenas la segunda  demócrata{ la anterior fue Janet Napolitano, quien renunció en enero de 2009 para ocupar el cargo de secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos bajo la presidencia de Barack Obama y fue reemplazada por la republicana Jan Brewer.

La Constitución de Arizona dice que los funcionarios estatales toman posesión de su cargo el primer lunes de enero  y si bien Hobbs ha asumido el cargo según lo programado, la ceremonia pública se retrasó porque el lunes es el feriado de Año Nuevo.

El lunes también asumieron formalmente el cargo los demócratas Adrian Fontes como secretario de Estado y Kris Mayes como fiscal general, quienes derrotaron a los republicanos respaldados por Trump que se negaron a ceder y desafiaron sin éxito sus pérdidas en los tribunales; la victoria de Mayes por 280 votos fue una de las contiendas estatales más reñidas en la historia de Arizona.

Kimberly Yee prestó juramento para su segundo mandato como tesorera estatal y Tom Horne como superintendente de instrucción pública, cargo que desempeñó durante dos mandatos a partir de 2003, Yee y Horne son republicanos, pero realizaron campañas más discretas y alejadas de los escándalos de los trumpistas y la base MAGA.