Lisa Marie Presley (Memphis, 1968), la única hija que tuvo Elvis Presley, ha fallecido este jueves 12 de enero en Los Ángeles a los 54 años. “Es con un gran pesar que debo compartir que mi bella hija Lisa Marie se ha ido”, ha dicho Priscilla, su madre, de 77 años, en un comunicado. La muerte de la cantante, que estuvo casada con Michael Jackson, ocurrió horas después de que fuera ingresada de emergencia en un hospital por un paro cardiaco. La única hija de la leyenda musical Elvis Presley fue vista por última vez en público el pasado martes en el Beverly Hilton, donde había acudido a la gala de los Globos de Oro junto a su madre para acompañar al actor Austin Butler, quien da vida a su padre en la película Elvis, dirigida por Baz Luhrmann, interpretación con la que ganó la estatuilla a mejor actor en una película de drama en los premios que concede la Academia de la Prensa Extranjera de Hollywood.

Lisa Marie fue encontrada sobre las 10.30 en su habitación por una de sus empleadas, ha informado TMZ. La mujer llamó a los servicios de emergencia, quienes llegaron seis minutos después a la residencia ubicada en Calabasas, una ciudad que alberga a muchas de las celebridades de Hollywood, ubicada a 50 kilómetros del centro de Los Ángeles. Un portavoz del servicio de bomberos de la localidad había confirmado a la agencia Associated Press que los paramédicos la atendieron por un paro cardiaco.

La hija de Elvis no respiraba en el momento en que los paramédicos entraron en la casa. La oficina del Sheriff de Los Ángeles informó en un comunicado de que el personal de emergencias tuvo que practicarle un masaje de reanimación cardio pulmonar. Las autoridades afirmaron que Lisa Marie Presley tenía “signos vitales” cuando fue trasladada al hospital del condado. “Mi amada hija Lisa Marie fue llevada de urgencia al hospital. Ahora está recibiendo la mejor atención. Por favor, manténgala a ella y a nuestra familia en sus oraciones. Sentimos las oraciones de todo el mundo y pedimos privacidad durante este tiempo”, publicaba su madre en su cuenta de Instagram, un mensaje acompañado por una fotografía de ambas. Priscilla, quien se separó de Elvis en 1972, la calificó como la mujer más “apasionada, valiente y amorosa” que conoció.

En su carrera musical, Lisa Marie siempre estuvo marcada por la larga sombra que su padre proyectó sobre diversos géneros y sobre su propia existencia. Aunque siempre mostró afinidad por la música, tardó varios años en lanzar un disco, por temor a no cumplir las expectativas que generaba ser la hija biológica del rey del rock. El productor Glen Ballard, quien había facturado muchos de los éxitos del debut de Alanis Morissette, la convenció para grabar varias canciones. En 2003 se publicó To Whom It May Concern, donde la cantante mostró un ángulo personal. El disco escaló a la quinta posición de Billboard. El segundo álbum, Now What, se publicó dos años después. El tercero, Storm & Grace, producido por T-Bone Burnett, llegó en 2012.

Lisa Marie y Priscilla fueron invitadas a los Globos de Oro por la producción de Elvis. En su discurso tras recoger el premio a mejor actor, Austin Butler, de 31 años, agradeció a la familia del rey del rock la oportunidad para protagonizar lo que ha sido, de momento, el papel de su carrera. Su actuación, calificada el domingo de “increíble” por la propia Lisa Marie, lo ha colocado entre los favoritos a las nominaciones de los Oscar.