Un hombre armado mató a siete personas en dos negocios agrícolas en el norte de California, lo que sumió al estado nuevamente en luto luego de su tercer asesinato masivo en ocho días.

Los oficiales arrestaron a un sospechoso en los tiroteos del lunes, Chunli Zhao, de 67 años, después de que lo encontraron en su automóvil en el estacionamiento de una subestación del alguacil, dijo la alguacil del condado de San Mateo, Christina Corpus.

Siete personas fueron encontradas muertas y una octava herida en una granja y en otro lugar a varias millas de distancia, dijo la Oficina del Sheriff. Las autoridades creen que Zhao trabajaba en una de las instalaciones y que las víctimas también eran trabajadores, dijo Corpus. Las autoridades no han determinado el motivo del tiroteo.

California todavía se está recuperando de un ataque en una celebración del Año Nuevo Lunar en Monterey Park que mató a 11 y arrojó una sombra sobre un día festivo importante para muchas comunidades asiático-estadounidenses. Las autoridades aún están buscando un motivo para el tiroteo del sábado.

“Por segunda vez en los últimos días, las comunidades de California están de luto por la pérdida de seres queridos en un acto sin sentido de violencia armada”, dijo el presidente Joe Biden el martes por la mañana. “Incluso mientras esperamos más detalles sobre estos tiroteos, sabemos que el flagelo de la violencia armada en todo Estados Unidos requiere una acción más fuerte”.

El nuevo año ha traído seis asesinatos en masa en los EE. UU. en menos de tres semanas, lo que representa 39 muertes. Tres han ocurrido en California desde el 16 de enero, según una base de datos compilada por The Associated Press, USA Today y Northeastern University. La base de datos rastrea cada asesinato en masa, definido como cuatro muertos sin incluir al delincuente, cometido en los EE. UU. desde 2006.

Los asesinatos ocurrieron en las afueras de Half Moon Bay, una ciudad a unas 30 millas (48 kilómetros) al sur de San Francisco.

El vicealcalde de Half Moon Bay, Joaquín Jiménez, dijo que entre las víctimas había trabajadores agrícolas chinos y latinos. Algunos trabajadores vivían en una de las instalaciones y es posible que los niños presenciaran el tiroteo, dijo. Corpus dijo que no estaba claro de inmediato cómo se conectaban las dos ubicaciones.

La Oficina del Sheriff recibió por primera vez informes de un tiroteo en la tarde y encontró a cuatro personas muertas y una quinta herida en la primera escena. Luego, los oficiales encontraron a tres personas más muertas a tiros cerca, dijo el capitán Eamonn Allen en un comunicado de prensa.

Aproximadamente dos horas después, un ayudante del alguacil vio el auto de Zhao estacionado afuera de la subestación del alguacil en un centro comercial y lo arrestó.

Un video del arresto mostraba a tres oficiales acercándose a un automóvil estacionado con las armas desenvainadas. Zhao salió del auto y los oficiales lo tiraron al suelo, lo esposaron y se lo llevaron. Se encontró un arma en su vehículo, dijeron las autoridades. El video fue capturado por Kati McHugh, residente de Half Moon Bay que presenció el arresto.

El departamento del alguacil cree que Zhao actuó solo.

“Todavía estamos tratando de entender exactamente qué sucedió y por qué, pero es increíblemente, increíblemente trágico”, dijo el senador estatal Josh Becker, quien representa el área y la llamó “una comunidad agrícola muy unida”.

Las imágenes aéreas de televisión mostraron a policías recogiendo pruebas en una granja con decenas de invernaderos.

Half Moon Bay es una pequeña ciudad costera con raíces agrícolas, hogar de unas 12.000 personas. La ciudad y el área circundante del condado de San Mateo son conocidas por producir flores y vegetales como las coles de Bruselas.

Es una comunidad mayoritariamente blanca y alrededor del 5% de la población es asiática, según datos del censo.

“Estamos asqueados por la tragedia de hoy en Half Moon Bay”, dijo Pine. “Ni siquiera hemos tenido tiempo de llorar por las personas perdidas en el terrible tiroteo en Monterey Park. La violencia armada debe cesar”.

El gobernador de California, Gavin Newsom, tuiteó que estaba “en la reunión del hospital con las víctimas de un tiroteo masivo cuando me apartaron para informarme sobre otro tiroteo. Esta vez en Half Moon Bay. Tragedia sobre tragedia”.

El 16 de enero, una madre adolescente y su bebé estaban entre las seis personas que murieron en un tiroteo en una casa en el Valle Central de California.