La gobernadora Katie Hobbs hizo un llamado a la colaboración entre ambos partidos durante su primer discurso ante la 56 legislatura, pero los desafíos que enfrenta su administración salieron a la vista, ya que algunos republicanos literalmente le dieron la espalda y otros salieron de la sala mostrando desdén a sus propuestas.

Ante la primera sesión conjunta de la Legislatura 56 de Arizona, cuyos miembros prestaron juramento ese mismo día, Hobbs recalcó que su “puerta está abierta” tanto para los legisladores republicanos como para demócratas que quieren cambios positivos en Arizona.

“Trabajemos juntos para tener un impacto significativo en las vidas de las familias y comunidades de este estado hoy y en los años venideros al reducir los costos, invertir en educación pública, asegurar nuestro futuro del agua, abordar la crisis de viviendas asequibles y otros problemas reales”, dijo Hobbs.

La Gobernadora se refirió a algunos de los problemas más apremiantes que enfrenta el estado, como el límite de gastos agregados o AEL, que se espera que las escuelas públicas alcancen en marzo, lo que les impide gastar los $1.3 mil millones colectivos necesarios para mantener las escuelas en funcionamiento.

También criticó la expansión masiva de los vales escolares por parte de la legislatura el año pasado, que carece de responsabilidad y “probablemente llevará al estado a la bancarrota”, pues se estima que el programa costaría alrededor de $ 30 millones este año, pero las proyecciones basadas en nuevas inscripciones fijan la cifra en más de $330 millones y creciendo.

Para hacer frente a la escasez de educadores en el estado, Hobbs anunció planes para lanzar un Grupo de Trabajo de Retención de Educadores, pues actualmente, alrededor de 2,500 puestos docentes en el estado están vacantes.

También planea redirigir $68.6 millones en dólares basados en el rendimiento a todas las escuelas, en lugar de solo a aquellas con los mejores puntajes en las pruebas; también instó a priorizar la contratación de más trabajadores sociales y consejeros para hacer frente a la crisis de salud mental entre los jóvenes de Arizona.

Además, expandir el Programa de Becas Arizona Promise para ayudar a hasta 14,000 estudiantes a pagar la universidad y asignar $40 millones para crear el Programa de Becas Promise for DREAMers para brindar ayuda financiera a estudiantes indocumentados.

Mientras los demócratas aplaudían a Hobbs, los senadores republicanos Justine Wadsack y Anthony Kern se pusieron de pie y le dieron la espalda y otros salieron de la Cámara.

Se agrava el problema del agua

Hobbs también prometió trabajar en la crisis del agua de Arizona, y publicó un informe del Departamento de Recursos Hídricos de Arizona que dijo que Ducey había enterrado, lo que muestra que partes de Oeste del Valle están por debajo de su Programa de Suministro de Agua Asegurado de 100 años en un 15%.

Para abordar los problemas del agua, Hobbs planea lanzar la Oficina de Resiliencia del Gobernador para enfocarse en soluciones de agua, energía y uso de la tierra. También está lista para emitir una orden ejecutiva para lanzar el Consejo de Políticas del Agua del Gobernador para modernizar y expandir la Ley de Administración de Aguas Subterráneas de Arizona.

Vivienda y aborto

Hobbs prometió trabajar con la comunidad empresarial para garantizar que continúe prosperando, pero también para ayudar a los trabajadores potenciales en aquellas empresas a las que los precios de los mercados locales de vivienda y alquiler están excluyendo.

Hobbs prometió ayudar a resolver estos problemas invirtiendo $150 millones en el Fondo Fiduciario de Vivienda del estado este año, y dijo que su administración ya había firmado una orden ejecutiva que restablecía el Consejo Interagencial y Comunitario sobre Personas sin Hogar y Vivienda.

Cuando la gobernadora hizo la promesa de que su administración protegería la libertad reproductiva, varios legisladores republicanos abandonaron la cámara legislativa.

Admitió con una legislatura republicana, no esperaba que se aprobara ninguna legislación sobre derechos reproductivos: “Creo que terminaremos yendo a la boleta electoral para restaurar el acceso al aborto legal y seguro en Arizona”, dijo Hobbs.

Inflación

También se comprometió a ayudar a las familias que luchan con el aumento de los costos mediante la asignación de $50 millones para un crédito fiscal por hijos que se destinará a las familias que ganan menos de $40,000 al año y además, planea eximir a los pañales y productos de higiene femenina de los impuestos estatales.

Los líderes republicanos criticaron que su propuesta limitada de reducir los impuestos sobre artículos de higiene femenina y pañales era no es suficiente y proponen eliminar los impuestos sobre los alimentos y el alquiler, y reducir los trámites burocráticos en el proceso de aprobación de desarrollos de viviendas, en un esfuerzo por aumentar la oferta de vivienda local.