Bucan poder invalidar elecciones

Comparte este Articulo:

Image

Los legisladores tendrían el poder de rechazar los resultados de las elecciones bajo una legislación radical que haría cambios radicales en la forma en que se llevan a cabo las elecciones en Arizona.

El proyecto de ley 2596 de la Cámara de Representantes John Fillmore eliminaría la votación anticipada, que es utilizada por la gran mayoría de los votantes de Arizona, y requeriría que todas las boletas no solo se cuenten a mano, sino que esos recuentos se completen dentro de las 24 horas posteriores a la el cierre de las urnas el día de las elecciones, entre otros cambios.

Quizás el mayor cambio, sin embargo, es que la legislatura estaría facultada para aceptar o rechazar los resultados de las elecciones en las contiendas legislativas, congresionales y estatales.

Afortunadamente la propuesta parece no haber hecho el suficiente eco entre los legisladores republicanos, incluido el líder de la bancada.

Según la ley propuesta, se requeriría que la legislatura se convoque a sí misma después de una elección para “revisar el proceso de tabulación de las boletas”. Una vez que se complete esa revisión, los legisladores decidirán si aceptan o rechazan los resultados y si la legislatura rechaza los resultados, cualquier votante calificado puede ir a la corte para pedirle a un juez que ordene una nueva elección.

Los expertos electorales encontraron que esa disposición era muy problemática.

Fillmore, un republicano de Apache Junction, dijo que la propuesta es simplemente una cuestión de supervisión. Si la legislatura encontró un “fraude evidente” y rechazó los resultados de las elecciones, los tribunales tendrían que anularlos. Y si un juez se niega a ordenar una nueva elección.

“No es la legislatura la que anularía una elección”, dijo.

Pero eso no es lo que dice el lenguaje del proyecto de ley de Fillmore, pues la propuesta no requiere que la legislatura tenga una razón específica para rechazar los resultados de una elección y tampoco especifica qué sucede si la legislatura rechaza una elección pero los tribunales no ordenarán una nueva.

Tampoco dice qué factores debe considerar un juez al sopesar una solicitud, o si habría una nueva votación en todas las contiendas o solo en algunas específicas.

Tammy Patrick, exdirectora de cumplimiento federal en el Departamento de Elecciones del Condado de Maricopa y ahora asesora principal para elecciones en Democracy Fund, una organización sin fines de lucro, dijo que la propuesta es parte de una tendencia preocupante en la que las “fuerzas antidemocráticas” en las legislaturas estatales de todo el país está patrocinando proyectos de ley que permitirían a los legisladores subvertir la voluntad del pueblo.

El movimiento surgió en respuesta a afirmaciones falsas hechas por el expresidente Donald Trump y algunos de sus aliados de que las elecciones de 2020 fueron manipuladas en su contra.

“Si el proyecto de ley tiene la intención de permitir que la legislatura rechace los resultados de las elecciones solo si encuentra fraude, entonces debe ser explícito al respecto, porque ya existen remedios si se sospecha de fraude en una elección: las personas pueden acudir a los tribunales”, dijo Patrick.

Se presentaron numerosas demandas impugnando los resultados de las elecciones de noviembre de 2020 en Arizona, pero ninguna tuvo éxito, todas fueron desestimadas por falta de pruebas.

El líder de la minoría de la Cámara de Representantes, Reginald Bolding, D-Phoenix, predijo que si sus colegas republicanos obtuvieran el poder de rechazar los resultados de las elecciones, lo harían basándose simplemente en los resultados que les gustaban o no.

Señaló que la “auditoría” contó los votos de las elecciones presidenciales y del Senado de los Estados Unidos, que ganaron los demócratas, pero no cuestionó los resultados de las elecciones legislativas u otras en las que prevalecieron los republicanos.

“Hemos visto una legislatura y miembros que argumentaron que la parte superior de la boleta era un fraude, pero la parte inferior de la boleta era precisa en lo que respecta a las elecciones de 2020. Su mayoría estuvo bien, pero las contiendas del presidente Trump y Mark Kelly fueron inexactas”, dijo Bolding.

Mantente Conectado

Ultimos Post

Categorias

Podcast


Acompañanos en nuestro Podcast

podcast

Comparte este Articulo: