• Inicio
  • General
  • La lucha por el voto es real, mientras crece el divisionismo

La lucha por el voto es real, mientras crece el divisionismo

Comparte este Articulo:

El divisionismo y contraste político fueron extremadamente notorios cuando un mitin de Trump y una marcha por el derecho al voto, se llevaron a cabo el mismo día de este fin de semana del Día de Martin Luther King Jr. resumiendo un estado y una nación en desacuerdo consigo misma sobre el futuro de su democracia.

Un lado teme un regreso al pasado, escuchando ecos de Jim Crow en el presente y el otro ha sido convencido por una campaña sostenida de desinformación de que las elecciones en Estados Unidos están amañadas.

Este último salió con toda su fuerza durante el mitin del expresidente Donald Trump, en Florence, Arizona, donde todos sus candidatos avalados extendiero grandes teorías de conspiración sobre manipulación electoral, aun cuando todas han sido desacreditadas.

Pero ahora parecen haber dado paso a puntos de conversación más refinados que se alinean estrechamente con las medidas electorales restrictivas que están promulgando los republicanos en todo el país.

Hablando en su manifestación, Kari Lake, la aspirante a gobernadora elegida por Trump, dijo que había algunas personas a las que “le gustaría enviar directamente a la prisión aquí en Florence. Cualquiera que haya estado involucrado en esa elección corrupta, sombría y de mala calidad de 2020”.

Mark Finchem, un representante del estado de Arizona a quien Trump ha respaldado para ser el principal funcionario electoral del estado como secretario de estado, se ha hecho eco anteriormente de las teorías de conspiración tipo QAnon sobre los funcionarios electorales y continúa manteniendo que el voto en Arizona le fue robado a Trump, lo que ha sido ampliamente refutado, pues incluso la auditoría trumpista de los resultados en el condado de Maricopa, confirmó la victoria de Biden en el condado.

Finchem ha sido relacionado previamente con Oath Keepers, un grupo de extrema derecha y de sus miembros fueron acusados ​​la semana pasada de “conspiración sediciosa” relacionada con el ataque al Capitolio de Estados Unidos.

“Espero con ansias el día en que dejemos de lado una elección irremediablemente defectuosa. Esa es la elección de 2020. Con toda la evidencia que tenemos, la legislatura debería anular la certificación de la elección de Arizona con causa”, dijo Finchem, repitiendo las mentiras del expresidente.

El ataque sostenido de un año a la integridad de las elecciones estadounidenses ha allanado el camino para que candidatos como estos sean la elección natural en 2022 para Trump, quien está tratando de ejercer su influencia sobre el Partido Republicano, incluidos los funcionarios electorales locales, al mismo tiempo. está considerando otra candidatura a la Casa Blanca en 2024.

Un recuento reciente del Washington Post encontró que “al menos 163 republicanos que han abrazado las afirmaciones falsas de Trump se postulan para puestos en todo el estado que les darían autoridad sobre la administración de las elecciones”.

Pero también en el mitin de Trump hubo elogios raros para un demócrata.

“Ella es nuestra representante, representa al estado, no sigue líneas partidistas, es lo que es bueno para el país”, dijo Robbie Kimsey, votante de Arizona y partidario de Trump, sobre la senadora demócrata Kyrsten Sinema.

Sinema, junto con el senador Joe Machin de West Virginia, está bloqueando la aprobación de un par de proyectos de ley de derecho al voto que los demócratas esperan que puedan contrarrestar algunas de las medidas electorales restrictivas promulgadas por los republicanos a nivel estatal.

Sinema ha dicho que apoya los proyectos de ley, pero no está a favor de cambiar las reglas del Senado para aprobarlos, lo que está frustrando a los activistas por el derecho al voto, incluidos los que se reunieron en Arizona este fin de semana.

“Ella dice que quiere derechos de voto, pero ¿Cómo quieres derechos de voto sin crear un camino para que eso suceda? Eso es inconsistente, eso es inaceptable”, dijo el hijo de Martin Luther King Jr., Martin Luther King III, en Phoenix.

La familia King había viajado a Arizona para participar en una marcha por el derecho al voto, pidiendo a Sinema que actuara, advirtiendo que la historia no la juzgaría con amabilidad.

Por su parte, Katie Hobbs actual secretaria de estado de Arizona, dijo que la democracia había prevalecido en 2020 porque los funcionarios electorales de ambos lados del pasillo habían hecho su trabajo, pero ahora, con los negacionistas respaldados por Trump que se postulan para trabajos que les darían autoridad sobre las elecciones, el futuro es menos seguro.

Mantente Conectado

Ultimos Post

Categorias

Podcast


Acompañanos en nuestro Podcast

podcast

Comparte este Articulo: