Prioriza Hobbs economía familiar

Comparte este Articulo:

Image

La secretaria del estado de Arizona y líder en la carrera por la nominación demócrata como candidata a la gubernatura, Katie Hobbs, propone de nuevos créditos fiscales y exenciones de impuestos sobre las ventas destinados a ayudar a las familias trabajadoras, incluida la asistencia para el cuidado de niños y una versión a nivel estatal de un crédito fiscal federal por hijos recientemente vencido.

Si es elegida gobernadora, Hobbs dijo que también impulsará exenciones de impuestos sobre las ventas para pañales y fórmula para bebés, medicamentos de venta libre y productos de higiene femenina, y una exención del impuesto sobre las ventas para útiles escolares; también propone un crédito fiscal reembolsable para la educación profesional y técnica.

“Demasiadas personas no pueden darse el lujo de tomar las medidas necesarias para proteger su salud y bienestar, o el de sus hijos. Las familias trabajadoras de Arizona han estado sintiendo la presión de la inflación y las políticas económicas incumplidas en sus bolsillos, y nuestros líderes no están trabajando en el mejor interés de todos los arizonenses para enfrentar estos desafíos”, dijo Hobbs.

El paquete de propuestas costaría más de quinientos millones de dólares, pero Hobbs dijo que el estado puede pagar el plan sin pagar impuestos utilizando su superávit presupuestario de mil millones de dólares.

“Las familias trabajadoras de Arizona son la columna vertebral de nuestra economía. Se han enfrentado a desafíos complejos mucho antes de la pandemia. Pero COVID puso al descubierto cuán invisibles y subestimados pueden ser los esfuerzos de cuidado infantil para tantas familias”, dijo Hobbs en una conferencia de prensa para anunciar su plan en Carpenters Local Union 1912 en Phoenix.

La más costosa de las propuestas sería el programa de asistencia para el cuidado de niños, que su campaña estimó costaría $400 millones por año.

El otro artículo importante es el crédito fiscal para el cuidado de niños. Según la propuesta, las familias con ingresos de hasta $100,000 recibirían $250 por niño cada mes, con lo que Hobbs estima que el programa se aplicaría a unos 600,000 niños, con un costo anual de unos 147 millones de dólares.

El programa imita el programa federal de crédito fiscal por hijos que finalizó el mes pasado.

Eximir a los productos de higiene femenina de los impuestos sobre las ventas costaría alrededor de $7 millones por año, según análisis legislativos anteriores de propuestas similares en el Capitolio.

Si Hobbs es elegida gobernadora, probablemente enfrentará un obstáculo en una legislatura controlada por los republicanos que han controlado la Cámara de Representantes de Arizona desde 1967 y solo han perdido el control del Senado por un total de seis años durante ese mismo período.

No obstante, expresó confianza en que podría obtener el apoyo necesario de los legisladores republicanos.

“No hay garantías en la vida, pero ciertamente tengo un historial de trabajar al otro lado del pasillo y hacer las cosas”, dijo.

Hobbs dijo que el superávit presupuestario actual de Arizona pagaría el plan y que no requeriría un aumento de impuestos y que estaría de acuerdo con mantener los recortes históricos de impuestos sobre la renta que la legislatura y el gobernador republicano Doug Ducey aprobaron el año pasado, aunque los criticó porque benefician principalmente a los arizonenses más ricos.

Incluso sin un aumento de impuestos, es probable que los legisladores republicanos se nieguen a implementar los tipos de programas de gasto social importantes por los que aboga Hobbs.

Bajo la última gobernadora demócrata de Arizona, Janet Napolitano, el estado aumentó masivamente el gasto en educación y programas sociales durante un gran auge económico, solo para ver esos programas recortados bajo su sucesora republicana, Jan Brewer, en medio de una crisis presupuestaria sin precedentes causada por la Gran Recesión.

Hobbs dijo que ese ejemplo no debería disuadir a nadie de promulgar las propuestas que presentó el jueves.

“En este momento, las familias están luchando y tenemos el excedente y deberíamos usarlo para ayudar a las familias que están luchando”, dijo.

Ducey actualmente está impulsando un crédito tributario por ingreso del trabajo para familias con ingresos de $50,000 o menos y el Senado aprobó la propuesta en febrero.

“Pero desafortunadamente, muchos están luchando por salir adelante. La gente en todo el estado se enfrenta a incertidumbres económicas. No estamos capacitando a nuestra fuerza laboral para los trabajos sostenibles que sabemos que están haciendo crecer la economía de Arizona, y no estamos tomando las medidas necesarias para asegurarnos de que los arizonenses puedan velar por su bienestar y el de sus hijos”, dijo Hobbs.

Reducción de costes para familias con niños. Debemos establecer un crédito tributario por hijos a nivel estatal, que se ha demostrado que reduce la pobreza. También deberíamos eximir los pañales y la fórmula para bebés de los impuestos sobre las ventas, e implementar una exención del impuesto sobre las ventas en los útiles escolares, para que estos bienes esenciales puedan ser asequibles, es parte de la propuesta.

“Deberíamos crear un crédito fiscal reembolsable para oportunidades de educación profesional y técnica, y expandir permanentemente la asistencia para el cuidado de niños. Estos pasos ayudarán a reducir algunas de las barreras para trabajar”, añadió la aspirante a gobernadora.

“Proteger la salud y el bienestar de las familias de Arizona. Necesitamos eximir los medicamentos de venta libre y los productos de higiene femenina de los impuestos sobre las ventas, para que los arizonenses de todas las edades y géneros puedan cuidar mejor su salud.

Mantente Conectado

Ultimos Post

Categorias

Podcast


Acompañanos en nuestro Podcast

podcast

Comparte este Articulo: