¡Simplemente imparables!

Comparte este Articulo:

Chris Paul regresó de una fractura en la pulgar derecha para ayudar a los Phoenix Suns a terminar con el primer sembrado en los playoffs de la NBA con una victoria de 140-130 sobre los Denver Nuggets el jueves por la noche.

Devin Booker lideró a Phoenix con 49 puntos, su máximo de temporada, además de 10 asistencias y tres robos cruaiales; Paul tuvo 17 puntos, 15 de ellos después del medio tiempo, y 13 asistencias en la séptima victoria consecutiva de los Suns.

Booker celebró con un partido enorme el quinto aniversario de su histórico juego de 70 puntos en Boston, pero además la noche anterior en Minnesota se convirtió en el cuarto jugador más joven en llegar a la marca de 11 mil puntos.

Los Suns, que ganaron 11 de los 15 juegos mientras su armador 12 veces All-Star estaba fuera, lideran la NBA con un récord de 60-14 y están tratando de llegar a las Finales de la NBA por segunda temporada consecutiva después de perder ante Milwaukee el año pasado.

Los Nuggets obtuvieron 28 puntos de Nikola Jokic, 23 del novato Bones Hyland y 21 de Aaron Gordon, dispararon al 59,3 % desde, pero Phoenix estuvo aún más caliente, con un acierto del 60,5 %.

Mikal Bridges agregó 22 puntos para los Suns, que perdían por nueve puntos al principio del último periódo, pero tomaron la ventaja definitivamente con la canasta de Bridges que puso el marcador 115-114 a la mitad del último cuarto.

Booker acertó 16 de 25 tiros de campo, mientras que Bridges acertó 8 de 9.

Booker, Bridges y Deandre Ayton han jugado bien en la ausencia de Paul y Ayton anotó 35 puntos, el máximo de su carrera, el miércoles por la noche en una victoria de regreso en Minnesota. Tenía 16 el jueves por la noche.

Paul regresó aproximadamente cinco semanas después de romperse el pulgar derecho en un juego contra Houston el 16 de febrero, justo antes del receso del Juego de Estrellas.

“Es bueno tenerlo de vuelta”, dijo el entrenador de los Suns, Monty Williams, aproximadamente una hora antes del inicio del partido. “Ha estado trabajando diligentemente no solo para regresar, sino para jugar al nivel que quiere jugar. Estoy seguro de que los muchachos están enganchados”.

“Sabía que estaba cerca de regresar y esperaba que no fuera esta noche”, dijo el entrenador de los Nuggets, Michael Malone, mientras Paul calentaba en un Ball Arena vacío.

Los Suns estaban preocupados de que Paul pudiera perderse el resto de la temporada regular debido a la lesión en el pulgar, pero el veterano ha estado activo en prácticas recientes en un intento por regresar.

Con una ventaja de nueve juegos sobre el segundo lugar Memphis con ocho juegos restantes para ambos equipos, los Suns lograron el mejor récord en la NBA y el privilegio de jugar en casa en cada una de las series de playoff e incluso la final.

Los Suns han ganado siete partidos seguidos fuera de casa, el máximo de la temporada, para mejorar su mejor récord de la NBA como visitantes a 30-6 y con la posibilidad de establecer récord, con 8 juegos pendientes también aspiran a romper la marca de triunfos de la franquicia en una temporada.

Proximos partidos:

Suns: Recibe a Filadelfia el domingo.

Nuggets: Recibe a Oklahoma City el sábado por la noche.

Mantente Conectado

Ultimos Post

Categorias

Podcast


Acompañanos en nuestro Podcast

podcast

Comparte este Articulo: